13 de diciembre de 2009

De por qué “El Grinch” no es tan malo como piensan

Con la Navidad a la vuelta de la esquina, comencé a sentir ansiedad pensando en lo que se viene. Las compras de los regalos, gente maldiciendo e insultando en medio del tráfico, los centros comerciales a tope, las libras adicionales por todo lo que se come en esta época… Y así podemos ir aumentando a la lista muchas cosas más que tienen algo en común: todas nos causan un estrés tan grande que llegado el 31 decimos que estamos listos para acabar un año que ha sido terrible, cuando en realidad la mitad del sentimiento negativo se debe a las celebraciones de la noche de “paz y amor.”

Y de pronto pensé en el famoso personaje del Dr. Seuss, “El Grinch.” ¿Qué hizo el Grinch? Decidió robar los adornos, los regalos y el banquete navideño para impedir la Navidad. ¿Y qué pasó después? Pues que al final de la historia tanto él como el resto de personajes se dieron cuenta de que la Navidad podía existir sin toda esa parafernalia.

Entonces, ¿por qué la gente recuerda al Grinch como un personaje antagónico a la Navidad? ¡Todo lo contrario! En realidad el Grinch es uno de los defensores del verdadero espíritu navideño.

Esta Navidad les propongo a los visitantes del camino amarillo que sean un Grinch en cada una de sus familias y grupos de amigos, que escondan los adornos de Papá Noel y los regalos aunque sea por un momento, y que inviten a sus personas queridas a reflexionar sobre el significado de la Navidad.

5 comentarios:

Típico Hombre de Mal Morir dijo...

Hola Dorothy! pues aqui paso a tu blog para volverme tu fan y leerte continuamente, la navidad significa mas que regalos, es idiota estresarse por lo que se te tiene que regalar o por lo que hay que hacer de cena en la noche de navidad, estos son días para gozar y prepararnos mental y fisicamente para el proximo año que sera muy fificil pero a la vez prospero en cosas, todos lo deseamos asi. cuidate, un beso, te sigo leyendo, gracias por pasar a mi blog!

Chaulafanita dijo...

Por eso mismo yo no arreglé mi departamento con nada de navidad. Soy una Grinch guayaca en medio de estos duendecillos ( hablo de los daneses :)).

Dorothy dijo...

THDMM: Quería acabar el año con 10 seguidores y gracias a tí lo cumplí : )

Pues sí, lamentablemenete eso es todo de lo que la gente se preocupa en la Navidad: los regalos. Para mí esta época se trata sobre la reflexión, como tú bien dices orientada a llevarnos a un cambio positivo para el siguiente año. Gracias por comentar, un abrazo!

Dorothy dijo...

Chaulafanita: Pues ya somos dos Grinchs guayacas y la verdad, luego de la crisis energética por la que acabamos de pasar me sorprende ver el despliegue de luces por todos lados en nuestra ciudad. Me parece que deberíamos haber aprovechado el momento y vivir una Navidad más espiritual que adornada. Gracias por visitar el camino amarillo, un beso!

ximenita dijo...

viva el grinchhhh yo no voy a regalar nada este anio...no tengo plata tampoco juajua...les dare una foto para le proximo anio :D jeje