27 de enero de 2011

To be continued... espero que con un tono más alegre


El título de mi entrada hace referencia a una iniciativa que me ha parecido genial. "To be continued" es un concurso en el cual cada semana los participantes deben enviar una propuesta de capítulo y así con cada ganador se va armando una novela. Estupendo, ¿cierto?

Por supuesto que estoy muy lejos de pretender escribir el capítulo de una novela pero estaba a la expectativa del primero, el cual fue publicado hace unos días, para jugar con la idea de como yo continuaría la historia.

Prometía mucho el primer capítulo, ya que los creadores del concurso decidieron apoyarse en un escritor de prestigio, y así comenzar con pie derecho este proyecto. Dicho escritor es Santiago Roncagliolo, Premio Alfaguara de Novela 2006, a quien tuve el placer de conocer en la Feria del Libro de Guayaquil hace ya cinco años.

Fue decepcionante entonces encontrarme con un inicio bastante oscuro para este libro compartido. La única novela que he leído de Roncagliolo es aquella por la cual le otorgaron el antes mencionado premio, "Abril Rojo". El tono del primer capítulo de "To be continued" se me antoja muy parecido al de la novela del escritor peruano.

Y no digo que Roncagliolo no tenga talento, porque sí que lo tiene, pero ya que el lanzamiento de "To be continued" ha ido casi de la mano con el inicio del año, me atrevo a preguntar... ¿no podríamos haber comenzado con una nota más alegre?

Ya sé que el mundo no funciona así y que el 2011 ya comenzó con tragedias, pero por esta misma razón, ¿no habría sido motivador encontrar en esta iniciativa literaria un espacio donde la imaginación lleve a los escritores internautas a parajes más positivos? Por lo menos yo lo hubiera preferido así.

A ver cómo ha decidido el ganador de esta semana dar continuación a un capítulo donde conviven la sangre y High School Musical. En unas pocas horas lo sabremos...

1 comentario:

angelesteban dijo...

Me parece que el autor del primer cápitulo se fue por lo seguro; un tema aparentemente juvenil como para buscar esa audiencia mezclado con el tema policíaco, y desde luego tenía que haber sangre, muertos y todo los demás. A mi no me pareció tan mal, más bien un poco irónico y gracioso a la vez. El segundo capítulo me gusto menos, ya parecía el guión de una telenovela, ya veremos que nos traen los próximos ganadores.